Lorena

FacebookTwitterGoogle+

Esta vez sólo estábamos Lorena, Kira y yo. Pasamos una dulce mañana en su casa para que además de tener fotografías en el exterior junto a Antonio, tuviera Ainhoa el día de mañana un bonito recuerdo en su casa.
Ante todo en esta sesión muestro la sencillez. Cuando hablo de sencillez me refiero a que no siempre hay que hacer cosas extravagantes para obtener unos resultados bonitos. La sencillez es hermosa si el sentimiento que captas también lo es.

Espero que os guste.

FacebookTwitterGoogle+

Haz un comentario